sábado, 18 de septiembre de 2010

CS2010 — Etapa 0 (Camino de Astorga)




¡Hola peregrin@s! Es sábado por la noche y estamos en Astorga en vísperas de iniciar el Camino de Santiago 2010 (CS2010), donde Los 4 peregrinos contaremos con la compañía del pequeño pelegrín José Antonio, la abuela Tori y la cocok-peregrina Olga. Además, en esta ocasión disponemos de dos coches de apoyo y veremos cómo nos las arreglamos con ellos porque no va a ser tarea fácil. De hecho, hoy ya hemos tenido las primeras complicaciones al respecto. Arriba os hemos colgado el perfil (que se lee de derecha a izquierda) con el recorrido de los 138 km que componen las seis etapas del CS2010. Destacan dos subidas: la Cruz del Hierro, pasado mañana (lunes) y, sobre todo por su pendiente, la de O Cebreiro, el próximo jueves, que nos llevará a Galicia. El viernes concluirá el CS con nuestra llegada a la población lucense de Samos y el sábado regresamos a Madrid.
Pues aquí empieza el relato oficial del CS2010..


¡En marcha!

Hoy sábado, a las 9.30 horas, hemos quedado en casa de Tori, en la Dehesa de la Villa, con los dos coches. Yo llevaré uno y Laura y Toñín, el otro. La idea es moverlos en todas las etapas, de modo que siempre haya un coche avanzado mientras que el otro permanecerá en el punto de partida de cada caminata. La coordinación tiene que ser perfecta porque si no, perderemos mucho tiempo... A ver cómo sale la cosa.

Bueno, pues tras la habitual entrega de los cuadernos del Camino y tras hacernos alguna foto, empezamos la marcha. La estrella esta vez es, sin duda, el peque, que también lleva su cuadernito y su bastoncillo...
Pasados veinte minutos desde la salida, hacemos una primera parada en Guadarrama, para avituallarnos un poco. Será el primero de una larga lista de desayunos...


Llegada a Astorga

A la una y media de la tarde llegamos a Astorga. En esta ocasión nos alojaremos en el hotel y restuarante La Peseta, que es el lugar donde cenamos en la despedida del CS2009 el año pasado.

Aquí tenemos tres habitaciones dobles: la pareja peregrina en una, Tori y Olga en otra, y Juanma y yo en la tercera. Tenemos que darnos prisa en registrarnos y dejar las cosas porque a las tres de la tarde Toñín nos ha reservado un cocido maragato en un pueblo cercano, Castrillo de los Polvazares. Hasta mañana no empezamos a caminar, así que en el día de hoy toca rendirnos un buen homenaje.


Un cocidito maragato para empezar

La idea del cocidito maragato viene del año pasado. Quisimos tomarlo el día de la última etapa del CS2009, pero no fue posible porque hay que reservarlo con suficiente antelación. Así que esta vez hemos reservado con tiempo (desde Madrid) en Casa Maruja, un clásico de la cocina maragata en los alrededores de Astorga. Para llegar aquí hay que venir, además, siguiendo lo que será el principio del itinerario del CS2010 de mañana, de modo que desde los coches vemos a numerosos peregrinos haciendo hoy lo que nos tocará hacer mañana a nosotros.

El pueblo de Castrillo de los Polvazares es curioso: las calles están empedradas, no se permite el paso de coches (salvo residentes) y todo el pueblo guarda una cuidada uniformidad. Andar por el pueblo con el carrito del niño no es precisamente cómodo...


video


Apenas si se distingue de otra casa el restaurante donde nos atiende Maruja. Aquí solamente puedes comer si has reservado previamente. Las paredes del restaurante están completamente decoradas por fotos, escudos y recuerdos que hacen referencia a la dueña y que confieren al local un aspecto completamente familiar. Tras una opípara comida, regresamos a Astorga.


Empieza el jaleo con los coches...

Llega el momento de tomar la primera decisión. ¿Cómo situamos los coches de cara a la etapa de mañana? En principio, para cada etapa habrá dos opciones: o bien dejar un coche al principio de la etapa y otro al final de ella; o bien hacer esto mismo, pero por tramos. De la primera manera puede resultar un poco pesado para Tori y Olga que tendrían que esperar a que terminemos de andar para ir a recogerlas. Pero haciéndolo por tramos puede resultar caótico y se puede perder mucho tiempo si la coordinación no se hace bien.

Tras un cierto debate, decidimos dejar el coche adelantado (el mío) en el segundo pueblo de mañana: Santa Catalina de Somoza, a casi diez kilómetros de Astorga. Así que, regresamos con los dos coches de Castrillo a Astorga para dejar a Juanma, a las mujeres y al peque, y Toñín y yo enfilamos de nuevo la carretera de Castrillo, con los dos coches, para llegar a Sta. Catalina y dejar allí mi coche. Acto seguido, regresamos los dos a Astorga en el coche de Toñín para dejarlo aparcado, ya hasta mañana, en las cercanías del hotel.

Toda esta parafernalia: mover los dos coches con dos conductores, dejar uno adelantado en el pueblo de destino, regresar los dos conductores en el segundo coche y dejar este segundo coche aparcado en el punto de inicio; todo esto será lo que habrá que hacer cada vez que se ande un tramo. Siempre hay que moverse entre coche y coche...


Paseo por Astorga

Ya de regreso a Astorga, nos reunimos con el resto de peregrinos y acompañantes y damos un paseo por esta bonita ciudad. Tuvimos tiempo, incluso, de visitar el interior del Palacio Arzobispal de Gaudí, de pasear alrededor de la catedral, de visitar la plaza del Ayuntamiento, de observar las campanas del reloj del Ayuntamiento con la pareja de maragatos "dando las horas"...

Al final llegó la hora de la cena y buscamos una amplia y céntrica cafetería con pantallas de televisión gigantes para presenciar algún que otro acontecimiento futbolero de esta tarde de sábado.

La verdad es que después del pedazo cocido maragato que nos hemos metido para el cuerpo, tampoco hay mucha hambre, pero habrá que zamparse algo... Aprovechamos este momento para hacernos una simpática foto con las camisetas de las flechas del Camino, adquiridas este mismo verano en Santiago. José A llevaba un pequeño mono con motivos jacobeos pero no parecía muy interesado en la sesión fotográfica... Hasta tres veces se repitió la foto y en la última el pelegrín ya no estaba para muchas bromas...


Y mañana... a Rabanal

Y así hemos llegado hasta aquí. Mañana tenemos la primera etapa, de 21 km, y todos de subida prácticamente hasta el bonito pueblo de Rabanal del Camino, todavía en tierras leonesas y maragatas. Hemos quedado a las 8:30 horas y, en principio, caminaremos Los 4 peregrinos. Hacia la mitad del recorrido, en Sta. Catalina, recogeremos el coche adelantado para regresar a Astorga a buscar a Tori y a Olga y comer con ellas en algún punto intermedio de la etapa. Pero eso ya os lo contaremos mañana.

Como es habitual, esta primera entrada del blog del CS2010 concluye con un montaje-resumen con algunas fotos de todas las etapas del Camino de este año (lo de hoy y lo de los próximos días). ¡Buen Camino!


No hay comentarios: