sábado, 28 de abril de 2018

CS2018 — Etapa 0 (Camino de Ferrol)


¡Hola peregrin@s! Esta noche os escribimos nada menos que desde el Parador de Ferrol, donde estamos alojados para dar comienzo mañana a una nueva edición del Camino de Santiago (el CS2018). En esta ocasión recorreremos el Camino Inglés: 122 km entre Ferrol y Santiago, distribuidos en seis etapas.

Hay quien hace este Camino comenzando en La Coruña pero nosotros hemos optado por hacerlo desde Ferrol, entre otras cosas porque en La Coruña no hay parador... jajaja. Este sitio está fenomenal y, además, como tengo la tarjeta de amigos de los paradores nos acaban de invitar a unos cafés hace un momento.

En esta edición del Camino Los 4 peregrinos seremos solo tres: Juanma, Isabel (que parece que le empieza a coger gustillo también a los recorridos jacobeos) y Miguel, o sea, el pesao que escribe el blog. A continuación os contamos cómo nos ha ido este primer dia...

Viaje en tren a Ferrol

A las 8.30 h hemos quedado en la madrileña estación de Atocha para coger un tren Alvia que debería salir hacia Ferrol media hora después. Y digo "debería" porque el tren salió con media hora de retraso... ¡Empezamos bien!

Tuvimos tiempo de desayunar en la propia estación y de recorrérnosla de arriba a abajo varias veces antes de partir. Por fin, poco antes de las diez de la mañana ya estábamos en ruta. Como es tradición, en cuanto nos sentamos en nuestros asientos del tren, repartí a cada peregrino su cuadernillo de viaje con itinerarios, alojamientos, etc. de este Camino... Y como no es menos tradición, aproveché la ocasión para recordarle a Juanma que ponga más cuidado para no perder su cuadernillo a las primeras de cambio, como suele ocurrirle todos los años... ¡jajajaja!


El tren hacia Ferrol pasa por Santiago y aquí se subió en él mi primo Fran, que trabaja en Renfe. ¡Menuda sorpresa! Otra sorpresa, pero esta menos agradable, nos la llevamos en la estación de La Coruña, por donde también pasa el tren: una avería nos mantuvo parados en esta estación tres cuartos de hora.


Así las cosas, y ya sin más contratiempos, a las cinco y diez (con más de una hora de retraso) el tren hizo su entrada en la estación de Ferrol.

Llegada al hotel

Nuestro alojamiento, el Parador de Turismo de Ferrol, está relativamente cerca de la estación. Pero como íbamos parándonos cada dos por tres para hacernos alguna foto, tardamos media hora en llegar.

La ciudad no se notaba especialmente animada a esta hora de la tarde: la gente estaría echándose la siesta, digo yo. A las cinco y media llegamos al parador, de estética militar naval, que está en una zona preciosa junto al muelle y en el mismo recorrido del Camino de Santiago. Así que mañana tendremos que pasar justo por aquí.

Juanma ha traído la película del Camino del año pasado (el de Finisterre, que Isabel no ha visto aún) junto con escenas de la primera etapa del primer Camino, la que acabó en Roncesvalles, con la idea de verla en la habitación del parador y recordar buenos momentos de hace 10 años... Pero antes queremos darnos una vuelta por la ciudad y tomarnos algo ya que apenas hemos comido unos bocatas en el tren.

Inspeccionando el terreno para mañana

La cercana zona del puerto parece la más animada y, además, en ella está señalizado el comienzo del Camino Inglés. Hay varios bares y en uno de ellos hacemos una pequeña parada técnica de avituallamiento.

Luego nos volvemos al hotel, donde Isabel concreta los detalles para que cada día Correos le recoja su mochila y se la lleve al alojamiento de destino de cada etapa. Juanma y yo seguiremos utilizando el método tradicional de portar cada mochila a las espaldas... ¡Uf!

Ya en la habitación del parador, a eso de las ocho de la tarde, Juanma nos puso el vídeo que comenté antes. ¡Qué recuerdos! Nuestra primera etapa, con final en Roncesvalles... El pueblecito francés de Saint Jean... Y qué jovencitos se nos veía a todos, con diez años menos. Isabel, que no nos conocía por entonces, se rió mucho viendo las imágenes. Cómo habéis cambiado algunos... —comentó.

Tras el visionado del vídeo cargamos, aún más si cabe, las pilas de espíritu jacobeo, y nos dispusimos a salir para buscar un lugar donde cenar. Tras dar varias vueltas por la zona del puerto, ningún sitio nos convenció más que la cervecería donde habíamos estado por la tarde. Aquí cayeron las primeras raciones gallegas del Camino Inglés 2018 con sus correspondientes cervezas y albariños. Al menos ahora sí que había más ambiente en la zona.



Pasadas las diez y media de la noche regresamos al parador donde nos esperaba una invitación como amigo de los paradores. Una infusión calentita antes de irse a dormir.

La etapa de mañana

Y así ha transcurrido esta jornada previa al inicio del Camino Inglés. Mañana, a las 8.45 horas toca diana. Iremos nuevamente a la zona del puerto, donde está el inicio del Camino, y desayunaremos por allí.

La etapa de mañana, la primera de este Camino, es la más corta y, probablemente, la más sencilla. Quince kilómetros llanos bordeando la línea de costa hasta el pueblo de Neda. En realidad se trata de ir a la costa que tenemos justo enfrente. Lo que nos da un poco de mala espina es el tiempo. Hoy hemos tenido un día soleado y bastante fresco, pero para mañana se esperan lluvias...

Pero eso os lo contaremos... ¡Mañana! De momento, abajo tenéis el habitual vídeo de la etapa 0 donde aparece el resumen fotográfico que os hacemos con imágenes de las etapas que están por venir, con música de Alan Parson. ¡Buen Camino!

Videomontaje fotográfico del CS2017
(música de Alan Parson's Project "Sirius")


1 comentario:

Juanma dijo...

¡¡¡ Que mejor para comenzar un Camino que alojarse en un Parador !!!.
Nostalgia al ver imágenes de nuestro primer Camino, allá por el año 2007.
Muy bonita la ciudad de Ferrol con las instalaciones de la Armada.